YutakaTaniyama. Nació el 12 de noviembre de 1927 en Kisai (al norte de Tokyo), Japón, y murió el 17 de noviembre de 1958 en Tokyo, Japón. Se graduó en la Universidad de Tokyo en 1953. Permaneció ahí como ‘estudiante especial de investigación’, y después como profesor asociado.

 

 

Sus intereses estaban en la teoría algebraica de números. Escribió Teoría Moderna de Números (1957) en japonés, conjuntamente con G. Shimura. Aunque planearon una versión en inglés, perdieron el entusiasmo y nunca encontraron tiempo para escribirla antes de la muerte de Taniyama. Sin embargo, ellos mismos dieron probablemente la razón en el prefacio de 1957:

Encontramos difícil afirmar que la teoría esté presentada de una forma completamente satisfactoria. En todo caso, puede decirse que se nos ha permitido en el curso del progreso escalar a cierta altura para poder mirar las huellas que dejamos atrás y entonces poder tener una visión de nuestro destino.

La fama de Taniyama es fundamentalmente debida a dos problemas planteados por él en el simposio sobre Teoría Algebraica de Números que hubo en Tokyo en 1955. (Su reunión con H. Weil en este simposio tuvo una influencia importante en la obra de Taniyama.) Estos problemas forman la base de una conjetura: toda curva elíptica definida sobre el campo de los racionales es un factor del Jacobiano de un campo de funciones modulares. Esta conjetura resultó ser un factor central en la prueba de Wiles del Último Teorema de Fermat.

Con un aparente gran futuro frente a sí, tanto en las matemáticas como en su vida personal, (planeaba casarse) se quitó la vida. En una nota que dejó, tuvo gran cuidado en describir exactamente hasta dónde había llegado en los cursos de cálculo y álgebra lineal que estaba impartiendo, así como también en disculparse ante sus colegas por el problema que su muerte les causaría. En cuanto a la razón para quitarse la vida dice:

Hasta ayer no tenía yo definida la intención de matarme. ...Yo mismo no lo entiendo bien, pero no es el resultado de un incidente particular, ni de un asunto específico.

Alrededor de un mes después, la chica con la que planeaba casarse también se suicidó.

 

Basado en un artículo de  J. J. O'Connor y E. F. Robertson