Pascal, Blaise. Nació el 19 de junio de 1623 en Clermont (ahora Clermont-Ferrand), Auvergne, Francia, y murió el 19 de agosto de 1662 en París, Francia. Su padre, Étienne Pascal, tenía una concepción poco ortodoxa de la educación y decidió ser él quien instruyera a su hijo. Decidió que Blaise no debía estudiar matemáticas antes de los 15 años y por tanto eliminó todos los textos de matemáticas que había en la casa.

 

La curiosidad de Pascal, sin embargo, fue exacerbada con esto, por lo que comenzó a trabajar en cuestiones de geometría por su propia cuenta a la edad de 12 años. Descubrió que la suma de los ángulos interiores de un triángulo equivale a 2 ángulos rectos y, cuando su padre descubrió esto, se retractó y le facilitó a Pascal una copia de los “Elementos” de Euclides. 

A la edad de 14, Pascal comenzó a asistir a reuniones de Mersenne, quien pertenecía a la orden religiosa de los Mínimos, y cuya celda en París era un lugar frecuente de reunión para Fermat, Pascal, Gassendi y otros. A la edad de 16, Pascal presentó una sola hoja de papel en una de las reuniones de Mersenne. Contenía varios teoremas de geometría proyectiva, incluyendo el hexágono místico de Pascal.

Pascal inventó la primera calculadora digital (1642) para ayudar a su padre. El  aparato, llamado la Pascalina, parecía una calculadora mecánica de los cuarentas. Esto, casi ciertamente, convierte a Pascal en el segundo inventor de una calculadora mecánica, pues Schickard ya había fabricado una en 1624.

Pascal tuvo que afrontar problemas en el diseño de la calculadora, debidos al diseño de la moneda francesa de la época. Había 20 soles en una libra y 12 denarios en un sol. Este sistema subsistió en Francia hasta 1799, pero en Gran Bretaña un sistema con similares múltiplos se usó hasta 1971. Pascal tuvo que resolver muchos más problemas técnicos difíciles para poder trabajar con esta división de la libra entre 240, que si hubiera tenido una división entre 100. No obstante, la producción de las máquinas empezó en 1642 pero, como escribe Adamson[34],

Hacia 1652 se habían producido cincuenta prototipos, pero pocas máquinas se vendieron y la manufactura de la calculadora aritmética de Pascal se suspendió ese año.

Sucesos ocurridos en 1646 fueron de gran significación para el joven Pascal. En ese año su padre se lastimó una pierna y tuvo que recuperarse en su casa. Lo cuidaban dos jóvenes hermanos de un movimiento religioso justo en las afueras de Rouen. Tuvieron un profundo efecto en el joven Pascal y se hizo hondamente religioso.

A partir de alrededor de esta época, Pascal comenzó una serie de experimentos sobre presión atmosférica. Hacia 1647 había probado satisfactoriamente la existencia del vacío. Descartes visitó a Pascal el 23 de septiembre. Su visita sólo duró dos días y ambos discutieron acerca del vacío, en el cual Descartes no creía. Éste escribió, de manera bastante cruel, en una carta a Huygens después de esta visita, que Pascal

... tiene demasiado vacío en su cabeza.

En agosto de 1648, Pascal observó que la presión de la atmósfera decrece con la altura y dedujo que existía un vacío arriba de la atmósfera. Descartes le escribió a Carcavi en junio de 1647 sobre los experimentos de Pascal diciendo:

Fui yo quien hace dos años le aconsejé hacerlo, pues aunque yo mismo no lo he llevado a cabo, no tenía duda de su éxito ...

En octubre de 1647 Pascal escribió Nuevos Experimentos Concernientes al Vacío que lo condujo a disputas con varios científicos que, como Descartes, no creían en el vacío.

Étienne Pascal murió en septiembre de 1651 y a raíz de ello, Blaise le escribió a una de sus hermanas dándole un significado profundamente cristiano a la muerte, en general, y al fallecimiento de su padre, en particular. Sus ideas sobre esto constituyeron la base para su obra filosófica posterior Pensées(“Pensamientos”), una colección de pensamientos personales sobre el sufrimiento humano y la fe en Dios. La ‘apuesta de Pascal’ asegura probar que la creencia en Dios es una cuestión racional con el siguiente argumento:

“Si Dios no existe, no se pierde nada creyendo en Él, mientras que si sí existe, se perdería todo no creyendo [en Él]”.

Desde mayo de 1653 Pascal trabajó sobre matemáticas y física escribiendo Tratado sobre el Equilibrio de los Líquidos (1653) en el cual explica la ley de la presión de Pascal. Adamson escribe[35]:

Este tratado es un esbozo completo de un sistema hidrostático, el primero en la historia de la ciencia, que incluye su más distintiva e importante contribución a la teoría física.

Sus estudios en hidrodinámica, hidrostática y presión atmosférica lo llevaron a inventar la jeringa y la prensa hidráulica, y a descubrir la ley de la presión de Pascal.

Trabajó sobre secciones cónicas y produjo importantes teoremas en geometría proyectiva. En La Generación de Secciones Cónicas (la mayor parte del cual fue terminada en marzo de 1648 pero vuelta a trabajar en 1653 y 1654) Pascal consideraba cónicas generadas por proyección central de un círculo. Ésta habría de ser la primera parte de un tratado sobre cónicas que Pascal nunca completó. La obra está perdida ahora, pero Leibniz y Tschirnhaus hicieron notas de ella y es a través de esas notas que se puede tener ahora una imagen más o menos completa de la obra.

Aunque no fue Pascal el primero en estudiar el triángulo de Pascal, su obra sobre el tema en el Tratado sobre el Triángulo Aritmético fue el más importante sobre este tema y, a través de la obra de Wallis, la obra de Pascal sobre los coeficientes binomiales condujo a Newton a su descubrimiento del teorema binomial general para potencias fraccionarias y negativas.

En correspondencia con Fermat sentó las bases para la teoría de la probabilidad. Esta correspondencia consistió de cinco cartas y se dio durante el verano de 1654. Consideraron el problema de los dados, que ya había sido estudiado por Cardan, y el problema de puntos también considerado por Cardan y, alrededor de la misma época, por Pacioli y Tartaglia. El problema de los dados consiste en preguntar cuántas veces hay que lanzar un par de dados antes de esperar un doble seis, mientras que el problema de los puntos pregunta cómo dividir las puestas si un juego de dados queda incompleto. Resolvieron el problema de los puntos para un juego con dos jugadores, pero no desarrollaron métodos matemáticos suficientemente poderosos para resolverlo para tres o más jugadores.

Durante el período de esta correspondencia, Pascal no estaba bien. En una de las cartas a Fermat escrita en julio de 1654 dice

... aunque aún estoy postrado en cama, debo decirle que ayer por la tarde me dieron su carta.

Sin embargo, a pesar de los problemas de salud, trabajó intensamente en cuestiones científicas y matemáticas hasta octubre de 1654. En algún momento en esos días estuvo a punto de perder la vida en un accidente. Los caballos que tiraban de su carruaje se desbocaron y el carruaje quedó colgando de un puente sobre el río Sena. Aunque fue rescatado sin daño físico, parece que quedó muy afectado psicológicamente. No mucho tiempo después, el 23 de noviembre 1654,  tuvo otra experiencia religiosa que lo hizo empeñar su vida al Cristianismo.

Después de esos días, Pascal hizo visitas al monasterio jansenista de Port-Royal des Champs a unos 30km al sudoeste de París. Empezó a publicar obras anónimas sobre temas religiosos, dieciocho Cartas Provinciales que se publicaron durante 1656 y principios de 1657. Fueron escritas en defensa de su amigo Antoine Arnauld, un opositor de los jesuitas y defensor del jansenismo, quien estaba bajo juicio ante la facultad de teología en París por sus controvertidas obras religiosas.

Su última obra matemática versó sobre la cicloide, es decir, la curva trazada por un punto sobre la circunferencia de un círculo girando.

Pascal murió a los 39 años de edad, en intenso dolor después de que un tumor maligno en su estómago se le extendió al cerebro.

 

Basado en un artículo de  J. J. O'Connor y E. F. Robertson